Papa Francisco Evangelizar es hacer presente en el mundo el Reino de Dios

La Iglesia unida en oración.Oremos con el Papa el 25 y 27 de marzo de 2020.

El papa Francisco ha invitado a todos los cristianos a rezar un Padre Nuestro mundial el próximo miércoles 25 de marzo 2020 a las 11.00 hora canaria. Se trata de un gesto con el que quiere universalizar la oración para luchar contra la pandemia del coronavirus.
“En estos días en los que la humanidad tiembla con la amenaza de la pandemia, me gustaría proponer a todos los cristianos que unan sus voces“, ha dicho el Papa momentos después del rezo del Ángelus.
El día miércoles 25 de marzo de 2020 a las 18.30 hora canaria se retransmitirá el rezo del Rosario desde la Basílica de Fátima rezando por las víctimas del coronavirus, sus familiares, personal sanitario, etc. Presidirá ese acto el Obispo de Fátima Card. António dos Santos Marto.
Al finalizar el rezo del santo Rosario, el card. Patriarca de Lisboa hará la consagración de la Península Ibérica y sus islas a la Santísima Virgen.
Además, dos días después, el viernes 27 de marzo de 2020, el Papa presidirá a las 17.00 hora canaria un momento de oración en la Plaza de San Pedro. “Escucharemos la Palabra de Dios, elevaremos nuestra súplica, adoraremos al Santísimo Sacramento, con el que al final daré la bendición Urbi Et Orbi, a la que se adjuntará la posibilidad de recibir indulgencia plenaria”, ha resaltado el Pontífice.
El objetivo del Papa con estas dos citas es que todos nos mantengamos unidos en estos momentos difíciles: “Queremos responder a la pandemia del virus con la pandemia de oración, compasión, ternura“, ha destacado.
Estos encuentros podremos seguirlos a través de la COPE y 13TV.




Avisos de nuestra parroquia San Fernando por el Coronavirus.




Nuestra parroquia, como todos, está preocupada 
Ante la pandemia del coronavirus


Es verdad que desde nuestra parroquia nos hemos limitado a comunicar, puntualmente, las orientaciones de la Diócesis de Canarias, orientada siempre por las normas que a nivel nacional vamos recibiendo. Y más en concreto, nos hemos limitado a poner el anuncio de la supresión de las misas y en qué medios de comunicación pueden seguirla, diaria o dominicalmente. El Sr. Obispo ha dispensado de la obligación de asistir a misa. Las personas mayores o enfermas no deben ir a misa estos días.
No obstante, quiero comunicar que, por la mañana se abrirá la iglesia de 10:30 a 12:00, y por la tarde, de 18:30 a 20:00, por si alguna persona quiere visitar al Santísimo y hacer un rato de oración. Ésta es muy necesaria, ahí, o donde estemos, pues el Señor así nos lo recuerda: “Pidan y se les dará, llamen y se les abrirá” (Mt. 7, 7-12). Él no nos puede engañar. 


En cuanto a Cáritas, Catequesis y Archivo Parroquial, deben atenerse a las mismas normas de supresión, hasta que las autoridades sanitarias nos lo permitan.

En caso de fallecer algún familiar, en el velatorio deben estar solo los familiares más cercanos. Y la celebración de la Palabra, como despedida, la hará el sacerdote, con ese pequeño grupo de familiares. Luego, la Misa-Funeral se celebrará en el templo de San Fernando o en Fataga, tan pronto se pueda, una vez las autoridades sanitarias nos lo permitan y hayan pasado estos momentos, tan duros, que viven muchos países, y especialmente el nuestro.

Invitamos y aconsejamos a todos, a seguir orando y poniendo de nuestra parte todo lo que podemos hacer, y atenernos a las recomendaciones que nos vayan llegando de las autoridades competentes. A pesar de la distancia, estamos muy unidos en la preocupación, en el empeño común, y cómo no, en la ORACIÓN. El mal no puede triunfar sobre el bien.

EL SEÑOR ES BUENO Y MISERICORDIOSO
La Parroquia y su Párroco, Francisco González González