Corto titulado "Este es el plan ",Cosas bellas de la vida conyugal...le recomendamos que lo vean...


Me gustan mucho las películas románticas y esa es una de las razones por las que soy un inveterado optimista cuando se trata de historias de amor verdadero, y creo que todos los matrimonios están llamados a ser historias de amor verdadero. Pero soy consciente de algo: casi todas las películas de Hollywood terminan con el matrimonio, como dando a entender que después de casados el romanticismo y los sueños no tienen lugar.


El corto que hoy me toca comentarte es muy distinto a casi todas las películas románticas porque comienza con la planificación de la boda, y está cargado de simbolismos muy adecuados para entender qué es lo que les pasa a los protagonistas. Ellos comienzan construyendo una estatuilla, que a lo largo del corto se va viendo que es un símbolo del estado de su relación. Al principio, los dos arman la “estatuilla” que será al mismo tiempo el adorno de su pastel de bodas y el termómetro de su relación. Al agregarle el cupcake de cerámica, ella especifica el plan: tendrán una panadería. Una vez casados, comienzan a notarse las diferencias, ya que él no quiere realizar inmediatamente “el plan”, y ella lo urge para que lo hagan. Por esta razón comienzan los desacuerdos que están preciosamente graficados en el deterioro progresivo de la cocina. Aquello que los une (la confección de pasteles) comienza a “agrietarse” como la convivencia entre ellos. Y luego ocurre la “catástrofe”, un evento imprevisto que los obliga a plantear una alternativa al plan original. Pero luego, la alternativa se convierte en el plan, y el plan original es abandonado.

Este corto, tan repleto de simbolismos, nos ayuda a ver muchas cosas bellas de la vida conyugal, pero como el corto se llama
«Este es el plan», me voy a enfocar en el plan de vida conyugal.