"La unión hace la fuerza",Fusión de dos arciprestazgo;Sardina-Vecindario y Sur.


Dos Arciprestazgos en uno...

“Hace un año que yo tuve una ilusión…” dice la antigua canción. Sí, hace tiempo que venimos soñando con el incierto caminar y futuro de nuestra Iglesia, nuestra Diócesis, nuestros arciprestazgos, nuestras parroquias. La realidad y el después no se hacen esperar, nos están impulsando a buscar fórmulas, caminos nuevos y esperanzas ilusionantes. Y en ello estamos.

Lo que en otro momento fue un solo Arciprestazgo, al que pertenecí y del cual alguna vez fui arcipreste, cuando corrían tiempos de vacas gordas, hoy, después de tantos años y experiencias bonitas y vividas, hemos de constatar que ya no son tiempos de vacas gordas, sino de vacas flacas. O renovarse o morir. Y no queremos morir; queremos, al estilo del Concilio Vaticano II, el aggiornamento, vivir con esperanza ilusionante, el resurgir de una nueva iglesia, como si hay que empezar por poco o nada.
Así, desde hace varios meses, los sacerdotes de los Arciprestazgos de Sardina-Vecindario y el del Sur, hemos venido teniendo encuentros, reflexiones, propuestas, discernimiento, siempre iluminados por la Luz del Espíritu, para que ver de qué forma y modo, unificar, aunar fuerzas y servir de la mejor forma posible a esta Iglesia fundada por Jesús.
Una vez hechas las reflexiones entre los sacerdotes, dimos un paso hacia adelante, convocando a todos los componentes de los Consejos Parroquiales de los dos arciprestazgos, y así el sábado día 18 de mayo de 2019, en los salones parroquiales de San Juan Apóstol y Evangelista del Cruce de Sardina, durante toda una mañana de reflexión, unas cuarenta personas, fuimos, también con la Luz del Espíritu, orando, escuchando las distintas vivencias en las dos zonas pastorales, y en grupos, preguntándonos: ¿Qué aportamos cada uno a esa propuesta de unificación? ¿Qué caminos ves más viables para realizarlo? Y ya recogidas las propuestas, las pusimos en común. Éstas serán recogidas y llevadas a las distintas parroquias, para luego, el 5 de octubre, sábado, y en la parroquia de San Fernando de Maspalomas, reunirnos de nuevo, e ir dando forma a nuestros sueños.
Seguro que el Espíritu no cejará en esta tarea que hemos emprendido. Y luego diremos como los primeros apóstoles y cristianos cuando tenían que tomar alguna decisión importante: “Nos ha parecido bien, al Espíritu Santo y nosotros…” (Hc. 15,28).

Con esta esperanza caminamos, sin desfallecer en la carrera. Esta empresa no es nuestra, es del Señor. Y él no deja en la estacada a quienes queremos seguirle.

Ánimo a todos, y adelante.
Francisco González González
Párroco de San Fernando de Maspalomas y San José en Fataga.