Reseña de nuestro párroco en la Festividad de Los Santos Ángeles Custodios.


Con la ilusión y alegría de siempre, se celebró ayer, dos de octubre, miércoles, la Festividad de Los Santos Ángeles Custodios. El Cuerpo Nacional de Policía, teniendo como protectores a los Santos Ángeles, así lo prepararon y así lo celebraron o lo celebramos, en la Ermita de Nuestra Señora de Guadalupe, en Juan Grande.
Este Cuerpo de la Seguridad del Estado, se vio arropado por otros Cuerpos de seguridad que quisieron estar cerca y acompañar a aquellos que tienen tal distinción y honor, “servir y dar su vida por el bien de todos”, en esta nuestra nación Española.
La hermosa Ermita de Nuestra Señora de Guadalupe, repleta de familiares, amigos y autoridades civiles y militares, vivió la alegre Eucaristía, acompañados por algunos miembros del coro parroquial de San Fernando de Maspalomas, y presidida por el párroco de San Fernando, Francisco González. 



Varios miembros del Cuerpo de Policía Nacional, participaron en las lecturas y oración de los fieles, y en un ambiente festivo, todos vivimos el momento de celebración eucarística. Bien es verdad que el lugar ayudaba a sentirnos muy cerca unos de otros, a escucharnos, a darnos la paz, a escuchar a los Santos Ángeles que a todos nos iban orientando en nuestro camino. Ellos cuidan, advierten, se preocupan y están a nuestro lado, pero también nosotros hemos de tener los oídos y el corazón abiertos a sus consignas, si es que queremos avanzar por el buen camino.
La Eucaristía terminó pidiéndole a María, Nuestra Señora de Guadalupe, que nos acompañara en el camino, y que no nos sintamos, nunca, solos. Porque, como dice la canción que entonamos, “mientras recorres la vida, tú, nunca solo estás, contigo por el camino, santa María va”. Ella es también como otro ángel que nos dirá, siempre, como en las bodas de Caná, “Hagan lo que él les diga”.
Felicitando al Cuerpo Nacional de Policía con un cariñoso y…caluroso aplauso, se concluyó esta Eucaristía en honor a los Santos Ángeles Custodios.


DEMOS GRACIAS AL PADRE BUENO

Francisco González González
Párroco de San Fernando de Maspalomas