Imágenes y reseña de nuestro párroco de la festividad de San Juan de Dios y los bomberos de San Bartolomé .


Haciendo click en la imagen superior podrán ver todas las imágenes de la celebración.

Nuestra parroquia de San Fernando, de Maspalomas, ha acogido, una vez más, al Cuerpo de Bomberos, al celebrar éstos, el día de su Patrono, San Juan de Dios. Ha sido en el día de hoy, 8 de marzo, domingo. Ha coincidido con el segundo domingo de Cuaresma, en el que el Evangelio nos habla de la Transfiguración de Jesús. 




Hay muchas formas de transformarse, de transfigurarse: Los niños se transforman de spiderman, de hombre lobo; las ciudades y pueblos cambian su rostro en las grandes fiestas; las personas cambian de formas de vestir y de look; los bomberos se colocan todos los vestidos resistentes para actuar en un incendio, etc. etc. Pero son formas externas, aparentes. Las personas siguen siendo las mismas.
Cuando celebramos la transfiguración del Señor, es otra transfiguración, no externa, sino interna, que es la verdadera. Transfigurarse, cambiar, tener un corazón de carne y no de piedra, tener los mismos sentimientos que tuvo Jesús. Cuando así cambiamos, vivimos la verdadera transformación, la auténtica transfiguración.

Y mira por dónde, que hoy celebráramos todos juntos esta fiesta, con la del Patrono de los Bomberos. Todos, vestidos de faena, unos, de gala, otros, y acompañados por miembros de los distintos Cuerpos de la Seguridad del Estado Español, y por una representación del M. Iltre. Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, con su Alcaldesa al frente, allí estábamos celebrando y orando juntos. Recordamos con tristeza a los miembros de este Cuerpo que, prestando un servicio a los demás, allí dejaron sus vidas, como también le pedíamos por todos los bomberos, que en un servicio tan arriesgado, siempre están prestos y dispuestos a correr y socorrer, a ayudar y salvar vidas y enseres. Cuántas experiencias tristes hemos vivido en los últimos años en nuestras queridas islas.
Sabiendo que a nivel internacional, estamos viviendo unos momentos de incertidumbre con el contagio del “coronavirus”, le pedimos al Padre Bueno, por medio de San Juan de Dios, patrono de los Bomberos, que este incendio, que va quemando tantas vidas, se pueda ir extinguiendo, con el poder de Dios y el de la ciencia que ha dado a tantos hombres y mujeres que luchan por erradicarlo. Así lo pedimos con mucha fe.

Demos gracias a Dios por tantas personas que arriesgan sus vidas para que otros la tengan. Que en su dura labor, pongan y tengan a su alcance, todos los medios necesarios para obtener, con éxito, lo que se les ha encomendado.
Que el fuego del mal, se vea contrarrestado POR LA FUERZA DEL BIEN

Y QUE TODO SEA PARA LA MAYOR GLORIA DE DIOS